*

Buen Santa Fe

Portada  |  22 mayo 2020

Las crisis traen oportunidades, lema de la empresa que se reinventó por el COVID

Ignacio Lorenzón, que forma parte del Grupo Ideaa, explicó cómo debieron reconvertir su trabajo por el coronavirus: pasaron de dedicarse a la obra pública y privada a la construcción de sanitizantes.

Para la mayoría de las industrias, el aislamiento social, preventivo y obligatorio declarado a partir de la pandemia de coronavirus ha significado un golpe de knock out para sus arcas financieras. Sin embargo, algunas de ellas han logrado subsistir, sin contar con los ingresos que registraban habitualmente, a partir de la reconversión de sus actividades. Tal es el caso del Grupo Idea de Reconquista.

En diálogo con Buen Santa Fe, Ignacio Lorenzón, comenzó explicando su actividad madre: “Nos dedicamos a la fabricación de carpinterías mecánicas por eso estamos ligados a la obra pública: en algunas somos contratistas directos y en otras, indirectos”.

Sin embargo, la pandemia llevó a reconvertir sus actividades habituales. “El 22 estábamos reunidos y formamos un grupo de contingencia y nos pusimos a pensar cómo llevar adelante esto. Somos alrededor de 120 trabajadores y no podíamos permitirnos estar seis meses sin trabajar. Las crisis traen oportunidades y queríamos traer algo referido a la sanidad y se nos ocurrió la presión sanitizante: un tótem que permite sanitizar las manos de manera efectiva. Pulveriza un líquido sanitizante”.

Además, describió cómo fue el proceso de decisión. “Tenemos la suerte de contar con un equipo de gente excelente. Lo primero que hicimos luego del anuncio dijimos: ya hemos vivido esto en épocas anteriores, vayamos a nuestras bases. Hagamos borrón y cuenta nueva. Llenamos un pizarrón de ideas y, de las 20 y 30 ideas, fue esta la que le dimos más cabida. Era lo que más rápidamente podíamos armar y poner a disposición en el mercado. Nuestro compromiso era soportar esta tormenta”.

En cuanto al futuro, Lorenzón expresó: “Hoy unimos las dos, no nos olvidamos nuestras raíces. No estamos desatendiendo a nuestros clientes. Las obras no vienen con el ritmo que venían antes: hay provincias donde la obra pública y privada no comenzó a trabajar. Estamos en Rosario, Santa Fe y Reconquista pero hay una limitante: se está trabajando a otro ritmo. Nuestra idea es seguir con las dos cosas”.

Comentarios