*

Noticias

Portada  |  25 marzo 2020

Diputados aprobó la Ley de Necesidad Pública pero vuelve al Senado

Es una autorización de endeudamiento de 37 mil 300 millones. La mayoría impuso su criterio de no autorizar el pago de sumas en negro a estatales y exigió garantizar recursos para municipios y comunas.
Después de una extensa jornada de negociaciones en Casa de Gobierno y en Legislatura, el Frente Progresista Cívico y Social terminó imponiendo su propio dictamen con 21 votos propios y 8 votos negativos correspondientes al justicialismo, a Somos Vida y Familia y al Frente Social y Popular.
Fue un día atípico en una Legislatura prácticamente cerrada por el aislamiento. Con el mínimo personal de la secretaría Parlamentaria y escasos taquígrafos, la sesión extraordinaria reunió apenas a 32 de los 50 diputados.
Juntos por el Cambio y Somos Vida directamente se negaron a participar aduciendo temas sanitarios en el propio recinto.    
Largo día de negociaciones  
Los ministros Walter Agosto y Rubén Michlig recibieron hoy por la mañana a los jefes de bloques del Frente Progresista y del justicialismo. Discutieron varios aspectos donde el dinero no fue lo más importante.
La falta de acuerdo fue demorando la sesión prevista para las 15; Miguel Lifschitz la abrió a las 16 y enseguida el socialista Joaquín Blanco pidió un cuarto intermedio de una hora para seguir buscando un entendimiento con el justicialismo. El plazo se extendió durante dos horas y en Labor Parlamentaria se admitió el desencuentro. Allí se acordó un discurso por sector para girar el tema al Senado.     
Farías expuso por el Frente Progresista y Busatto por el justicialismo. El primero valoró los entendimientos, mencionó que el sector aceptó autorizar un endeudamiento de hasta 37.300 millones hasta fin de año, cuestionó que el Ejecutivo no haya mandado el mensaje sobre partidas para salud y también criticó la postura de la Casa Gris para con los municipios y comunas de otro color político. “Las municipalidades no tienen posibilidades de tener un plazo fijo de 10 mil millones como tiene el gobierno provincial” deslizó.    
También manifestó las diferencias en el recinto: “No convalidamos el pago de sumas fijas y en negro en los acuerdos salariales por los juicios que ello importan para la provincia y el desfinanciamiento de la Caja de Jubilaciones”, y también mencionó los plazos de amortización de la deuda a tomar; así como la autorización a los municipios a endeudarse sin acuerdo de los Concejos.    
En cambio Busatto negó avances y advirtió que el Frente Progresista se ha constituido “en un tabique político para que el Poder Ejecutivo no pueda gobernar”. Recordó que el gobierno se encontró con una deuda flotante de 29 mil millones de pesos y un déficit del ejercicio 2019 de 19 mil millones de pesos. “Nos preocupa la no asunción de la realidad por parte de la mayoría de esta cámara”, remató.    
Luego el legislador oficialista cuestinó al ex gobernador a través de su cuenta de twitter.  
El texto remitido al Senado también declara el Estado de Necesidad Pública en Materia Social, Alimentaria, Sanitaria y de Seguridad en la Provincia de Santa Fe. 

Comentarios